En el Arquidiócesis de Nueva York, las escuelas católicas fundan su propósito educativo y todas sus actividades en la enseñanza de la religión cristiana de la igualdad de persona como basado en el amor de Dios. Las escuelas católicas en la Arquidiócesis de Nueva York no discriminan por raza, color, origen nacional o étnico ni género en la administración de pólizas educativas, pólizas de admisión a la escuela, para becas y programas de préstamos, en programas atléticos y en cualquier otro programa administrado por la escuela.

Todas las escuelas católicas en la Arquidiócesis de Nueva York—ya sean propiedad de la Arquidiócesis o administradas por la misma parroquia, como parte de las regiones de escuelas católicas, o miembro de una comunidad religiosa entre la Arquidiócesis—siguen esta política. El proceso de admisión a la escuela Nuestra Señora de Lourdes requiere que los padres completen un formulario de aplicación de la escuela y que provean todos los documentos requeridos. Después de una cita y una evaluación del estudiante, notificamos al padre sobre el estatus de admisión de su hijo/hija.

La escuela Nuestra Señora de Lourdes le da preferencia a los hermanos de estudiantes que ya están estudiando en OLL; después, damos preferencia a los estudiantes Católicos cuyos padres son miembros activos de nuestra parroquia; también damos preferencia a los estudiantes Católicos cuyos padres son miembros activos en otra parroquia o como somos una escuela regional, a los padres que son activos en una parroquia afuera de esta región; y por último a los estudiantes que no son Católicos.